El coste real de las caídas en Bolsa

En momentos como el actual, donde la volatilidad es elevada y es fácil ver caídas de bolsa de entre 2% y 4% en un sólo día o de un 10%-20% en un mes es cuando el inversor tiene la tentación de cambiar su inversión o, incluso, salirse de bolsa para resguardarse en activos más "seguros" y que pase la tormenta.

¿Pero es una decisión adecuada? La pregunta tiene dos posibles respuestas
  • Si invertimos en acciones y nuestro objetivo de inversión es largo plazo, salirse después de caídas elevadas tiene como consecuencia que el potencial de revalorización de nuestra inversión queda claramente mermado.
  • Por otro lado, si invertimos en acciones con un objetivo de inversión corto/medio plazo, nos estamos equivocando de inversión y estamos asumiendo riesgo innecesarios.

Las matemáticas respaldan la teoría de que ante caídas en Bolsa, nuestra decisión debe ser mantener la calma, rebalancear nuestra inversión y sobreponderar aquellos activos más perjudicados por las caídas como demuestra el siguiente ejemplo.


5 prioridades financieras que deberías tener

Es normal estar perdido y confundido en cuanto a lo que se debe hacer primero en relación a nuestra situación financiera. Sin embargo, organizando nuestras finanzas y fijando unos pasos lógicos, tenemos medio camino hecho.

Estos serían los 5 principios básicos que cada ahorrador debería tener en cuenta antes de empezar a pensar donde pongo o invierto mi dinero.
 


1. Garantizar nuestros ingresos.

Si tenemos familia que depende de nuestros ingresos, es fundamental asegurarlos en el caso de que nos ocurra algo y esos ingresos disminuyan o, incluso, desaparezcan. Un seguro de vida debe tener priporidad en cualquier planificación financiera familiar. Incluso si no tenemos personas a nuestro cargo, deberíamos proteger esos ingresos en el caso de que no podamos trabajar por incapaciodad o enfermedad.

Por ejemplo, un seguro de vida es algo que no es muy caro. Está claro que es mejor que no lo utilicemos pero, en el caso de algo nos suceda, es una garantía para nuestra familia.

¿Cuánto cobraré de pensión?

La mayor parte de las personas descuidan su jubilación y confían en la pensión que les deje el Estado. Pero debido a que cada vez habrá más jubilados y menos personas en edad de trabajar, el dinero que recibamos por parte del Estado será significativamente inferior a nuestro salario habitual.

Es el momento de ponerse manos a la obra y trabajar para mantener nuestro nivel de vida cuando dejemos de trabajar. Para ello, deberíamos tener las repuestas claras para las siguientes preguntas:

1. ¿Cuánto recibiré de pensión?

Esto dependerá principalmente de nuestro salario y los años que hallamos trabajado. Nuestra pensión pública no está ni mucho menos garantizada y, a medida que queden más años para nuestra jubilación, más incierta será. No obstante, existen calculadoras en internet para saber el importe aproximado que recibiríamos (en la página web de la Seguridad Social existe una calculadora).




2. ¿Qué ingresos me gustaría recibir después de mi jubilación?

La diferencia entre el último salario y la pensión estatal hará que nuestro nivel de vida se reduzca. Hay que tener en cuenta que la pensión será menor que nuestro salario y, en el futuro será mas reducida todavía dado que habrá más jubilados y menos personas en edad de trabajar. De ahí que uno de los objetivos principales de toda planificación financiera sea la de mantener nuestro nivel de vida tras la jubilación y asegurar nuestro nivel de ingresos

3. ¿Cuánto tiempo me gustaría recibir la pensión?

Esto es algo realmente imprevisible, sin embargo la esperanza media de vida puede ser un indicador fiable para calcular el patrimonio que deberíamos tener y, de esta forma, mantener nuestro poder adquisitivo.

A título indicativo, la esperanza de vida en España es de 80 años para los hombres y de 85,7 años para las mujeres (datos del Instituto Nacional de Estadística). Por lo tanto, necesitamos crear un patrimonio a los 65 años que nos permita mantener nuestro nivel de vida durante 15 o 20 años más como mínimo.

4. ¿Qué patrimonio adicional necesitaría?

Una vez identificadas las necesidades de ingresos y el número de años que se requiere, se puede calcular el patrimonio a construir.

Teniendo en cuenta el efecto de la inflación se puede proyectar el nivel de ingresos actuales hasta los 65 años y podríamos calcular el patrimonio necesario que deberíamos tener a la edad de jubilación

Por ejemplo, imaginemos una persona de 30 años que gana 1500 €  mensuales y que la pensión a cargo de la Seguridad Social ascendería a 1000 € de hoy. Con el fin de mantener su nivel de vida, está persona debería construir un patrimonio que le garantizase una renta mensual de 500 € en el momento de jubilación (67 años).

  • 500 € de hoy equivalen a 773 € dentro de 37 años (actualizados con una inflación media del 2% anual)
  • Por lo tanto, necesitaría tener un patrimonio de casi 167.000 € a los 37 años que le garantizaría el cobro de esos 773€ mensuales a partir de su jubilación y con los cual podría complementar la pensión de la Seguridad Social







5. ¿Cómo construir su capital?

Aquí existen multiples opciones: fondos de inversión, planes de pensiones, seguros de vida-ahorro, depósitos, unit link, etc. No hay una opción ideal para todo el mundo. Dependiendo de las circunstancias patrimoniales, personales y laborales puede ser recomendable uno u otro producto.

Lo único seguro es que cuanto antes empecemos a ahorrar, mayor será nuestro patrimonio en el futuro. Si todavía no estás convencido, lee el siguiente artículo.

Elaborar una planificación financiera teniendo en cuenta todo esto junto con tus objetivos financieros es el primer paso como puedes comprobar en el siguiente post.

Si tienes alguna consulta o necesitas un plan financiero, pulsa aquí y te respondemos gratis.

15 razones por las que es mejor alquilar que comprar

Si vives de alquiler, estarás cansado de escuchar que estás tirando el dinero, que con lo que estás pagando de alquiler estarías pagando una hipoteca, etc...

Para reforzar tu idea de que estás haciendo lo correcto y que no estás tirando el dinero, aquí tienes 15 razones por las que deberías seguir viviendo de alquiler:

1. Comprar supone que un 10% del precio se va en gastos. Los compradores lo asumen como si tal cosa, pero que diríais si el empleado de vuestro banco os ofrece un depósito a un 4% de rentabilidad a cambio de ingresar 100.000 € pero que supone unos gastos de 10.000 €, seguramente os levantaríais y os iríais de la oficina indignados.

2. Si quieres comprar deberás tener ahorrado, como mínimo, un 30% del importe de compra. En los tiempos que corren probablemente la cantidad que te pida el banco sea mayor.

3. Prepárate a asumir más gastos fijos. Porque tener una casa en propiedad supone que nuestros gastos fijos se disparen:

  • IBI
  • Tasa de basuras
  • Seguro de hogar
  • Seguro de vida o amortización
  • Comunidad de propietarios
  • Reparaciones
  • Etc, etc, etc...

4. No hay financiación: aunque la cosa ha mejorado, los bancos siguen siendo muy estrictos a la hora de dar hipotecas y si las dan son con unas condiciones malísimas o peor aún, si les compras a ellos un piso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...